En el mundo 1.300 millones de toneladas anuales de alimentos terminan en la basura

Un tercio de los alimentos producidos anualmente en el mundo, destinados al consumo humano son tirados al cesto de la basura. La información la arroja una investigación encargada por la ONU y en la misma se asegura de un mil 300 millones de toneladas de alimentos son desperdiciados anualmente, lo cual se ha convertido en un problema ecológico y medio ambiental en aumento.

El informe se titula “Pérdidas y desperdicio de alimentos en el mundo” y fue adelantado por el Instituto sueco de alimentos y biotecnología, por encargo de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación FAO, a propósito del congreso internacional “Ahorra comida”.

Los países registran datos muy dispares. Un ciudadano europeo o norteamericano malgasta en promedio entre 95 y 115 kilos anuales en contraposición a África subsahariana o Asia meridional donde los alimentos que pierden los ciudadanos alanzan los 11 kilos. En España el promedio es de 63 kilos.

Si observamos las astronómicas cifras, sin duda, el problema es también de economía doméstica.

Es contradictorio todo el esfuerzo que involucra la producción de alimentos, cómo esta producción afecta la naturaleza y que, sin embargo, una vez puesto en las casas de los consumidores finales éstos alimentos se pierdan y es irritante si recordamos la cantidad de personas que no tienen acceso a una alimentación aceptable.

La producción de alimentos agota la calidad de los suelos y otros recursos naturales, hay contaminación por el uso de pesticidas y abonos nitrogenados; durante el transporte y empaquetado se consume energía y hay emisiones de gases perjudiciales para el medio ambiente, se producen residuos orgánicos e inorgánicos que requieren un esfuerzo posterior para su reciclaje.

Los alimentos perecederos como las frutas, hortalizas, raíces y tubérculos son los que más se desperdician.

Fuente: Eroski Consumer

Te puede interesar


Escribe un comentario