En China, la contaminación reduce la esperanza de vida

 Contaminación

Los principales casos de contaminación son cada vez más comunes en China. Es difícil determinar con precisión el impacto en la salud humana. Un equipo de investigación fue capaz de demostrar que la contaminación de partículas finas reduce significativamente la esperanza de vida. Se redujo de cinco años en el norte del país en la década de 1990.

Las finas partículas están suspendidas en la atmósfera, y permanecen allí durante varios días. Estos aerosoles de pequeñas dimensiones pueden penetrar profundamente en los pulmones y en los alvéolos.

En China, la concentración media de partículas en suspensión en el aire se ha duplicado entre 1981 y 2000. Este invierno, el noreste de China se convirtió en una nube humo ocasionada por la contaminación, y duró más de un mes. Los habitantes de Beijing estaban bajo arresto domiciliario por los peligros de contaminación. La calidad del aire en el norte de China es, en promedio, peor que en el sur de China, la región alberga algunas de las ciudades más contaminadas del mundo.

El invierno pasado, la tasa de partículas finas superó los 700 g/m3 en Beijing, mientras que la OMS recomienda que no supere los 25 g/m3. Dicha tasa no se había igualado anteriormente, ni siquiera en México, una ciudad conocida por su continua contaminación atmosférica. En tales condiciones, es casi imposible evaluar el impacto de la contaminación en la esperanza de vida de los habitantes.

Más información – Los chinos emiten tanto CO2 como los europeos 

Te puede interesar

Escribe un comentario