En Canadá, Areva lanza la explotación de una mina de uranio

 Mina de uranio

Mientras que sus dirigentes finalizan las difíciles negociaciones sobre la renovación de los contratos de uranio con Níger, Areva lanza la explotación de una mina gigante en Canadá, en Cigar Lake, en el norte de la provincia de Saskatchewan (Oeste).

Le han hecho falta nueve años al grupo canadiense Cameco, operador del sitio (50% de las partes), y al grupo nuclear francés (37,1%) para llevar a cabo esta cantera tan costosa y compleja. Lanzada en 2005, fue interrumpida por importantes inundaciones en 2006 y 2008.

Una primera producción de mineral salió de Cigar Lake el pasado 12 de marzo. A partir de junio, el mineral será encaminado hacia la fábrica de McClean Lake, explotada por Areva, a 100 kilómetros de la mina, para transformarlo en concentrado uranífero, que luego será tratado químicamente en Francia, y después enriquecido para hacer de él un combustible para centrales nucleares.

Areva y Cameco han unido sus competencias para esta “fuente única”, según Olivier Wantz, director general adjunto de Areva, encargado de la actividad minera: el francés en el tratamiento del mineral, y el canadiense en su extracción.

Te puede interesar

Escribe un comentario