En Austria se experimenta una forma curiosa de producir biogás

Una empresa austriaca ha construido un sistema del todo alternativo para producir biogás, utilizando los excrementos biológicos producidos por pollos y gallinas que, mezclados con hierbas, pueden ser útiles a la producción de Biogás.

De hecho, estos son precisamente los componentes para la fuente de energía que la empresa austriaca Güssing (Burgenland), llamada Wolf Nudeln, utiliza para sus instalaciones.

Es el único productor de pasta fresca que utiliza sus propios huevos de  granjas para producir la misma. Sin embargo los cerca 30.000 pollos que tienen, también significa tres mil toneladas de excrementos al año, cuyo uso se ha desplazado de la transformación de fertilizantes en gases útiles como fuente de energía renovable, reduciendo las emisiones de dióxido de carbono.

Joaquín Lobo, dueño de la empresa ha construido una planta de biogás que funciona sólo con los residuos procedentes de la actividad biológica de las aves que  se mezclan con hierbas.

Este proyecto se lleva acabo ya desde el  2010, la propiedad dispone de energía suficiente para hacer funcionar toda la planta. La energía térmica producida se utiliza no sólo para el secado de la pasta, sino también para la calefacción de las cuadras y los locales. El eco de la energía también se utilizara  en forma de electricidad y vendrá vendida a  0.185 € por kilovatio-hora.

Fuente: guessing renewable energy

Te puede interesar

Escribe un comentario