En Australia se debate un posible impuesto a las emisiones de carbono

En estos días en Australia se ha desatado una polémica importante ya que varios sectores científicos, algunos partidos políticos y otros grupos de este país plantean la necesidad de crear un impuesto a las emisiones de CO2.

Australia es uno de los países que mas emisiones de CO2 generan per cápita del mundo y aunque ha mejorado algunos aspectos sigue contaminando en exceso. Además se prevé que este país será uno de los más afectados por el cambio climático.

Las opiniones están divididas algunos sectores consideran que los ciudadanos no deben pagar por las emisiones que generan grandes empresas en sus operaciones y por otro lado si se le cobra un impuesto a las industrias. Esto afectaría negativamente la economía y elevaría los costos empresariales lo que desalentaría la instalación de empresas en este país u otras se irían.

No es fácil conciliar economía y cuidado ambiental pero es posible lograrlo. Se requiere de una correcta negociación y voluntad de ceder posiciones para lograr avances significativos.

Desde hace años existen programas, herramientas y agendas voluntarias así como ayudas económicas internacionales para que los países, empresas y ciudades las utilicen para disminuir la contaminación y reducir sus emisiones de CO2, pero realmente los resultados no son los esperados.

Son escasos los avances que se lograron ya que sigue siendo negocio contaminar tanto en los países desarrollados como en los subdesarrollados ya que las políticas no son tan duras como deberían.

Por lo que la imposición de tener que pagar un impuesto por las emisiones de CO2 podría hacer reflexionar a los grandes contaminadores y obligarlos a que mejoren sus operaciones para que sean más limpias.

Los ciudadanos también deben hacerse cargo de una parte del problema ya que en general se hace un mal uso de los recursos, se avalan como consumidores prácticas insostenibles de consumo y hábitos muy dañinos para el medio ambiente.

Cada sociedad debe buscar instrumentos y estrategias para disminuir sus emisiones y colaborar en detener el cambio climático, los impuestos si son bien diseñados pueden funcionar pero en caso contrario puede ser inútil, depende la forma de aplicación.

FUENTE: Cambio climático. com

Te puede interesar

Escribe un comentario