El uso de pesticidas neonicotinoides en Europa

Pesticidas

Los apicultores e investigadores han identificado varias formas para tratar de explicar el fenómeno de la desaparición de colmenas. Potencialmente, sería una combinación de estos factores que debilitan las abejas:

Los pesticidas y fertilizantes utilizados por los agricultores o las personas en sus jardines, tienen un impacto en la salud de las abejas.

Mediante el análisis de las colonias de abejas se han descubierto hasta 170 sustancias químicas diferentes. Si no se sabe la responsabilidad directa de estos pesticidas, diversos estudios señalan que los plaguicidas debilitan a las abejas, por lo que, para algunos, pierden su capacidad de movimiento. Por lo tanto, los neonicotinoides actúan sobre el sistemanervioso central de los insectos, que ya no pueden volver a su colmena.

Apicultores especializados en la polinización a escala industrial hacen que sus abejas viajen decenas de miles de kilómetros para polinizar inmensas zonas de monocultivos. Estos desplazamientos incesantes provocan estrés, desorientación, infecciones y destruyen las nociones de espacio y de estación. Esta agricultura intensiva reduce la variedad y el número de flores, y las abejas sufren igualmente por desequilibrio alimenticio.

Algunas especies ya no tienen a su disposición plantas de las que se alimentaban tradicionalmente. Además de la falta de diversidad en los cultivos, las abejas pueden igualmente verse molestas por la reorganización por parte del hombre de su medio natural.

Te puede interesar


Escribe un comentario