El textil del futuro, más ecológico

Textil

El material textil conoce una revolución extremadamente rápida y que recuerda mucho a la formidable explosión de los TIC (Tecnologías de la Información y de la Comunicación) vivida en estos últimos decenios.

Hoy en día, el textil afecta a todos los sectores industriales, puesto que se utiliza por sus rendimientos técnicos y sus propiedades funcionales con el concurso de varias disciplinas, como la química para concebir nuevas fibras o cualquier clase de moléculas sobre la superficie de una tela; la física y la mecánica para estudiar las propiedades de las fibras; las matemáticas y la informática para imaginar y simular nuevos trenzados; la biología con el fin de optimizar genéticamente las fibras naturales, e imitarlas.

Los textiles técnicos resultan de la capacidad de la industria para combinar hasta el infinito las fibras textiles, eventualmente con otras fibras, como la cerámica o el cuarzo, incluso con otros componentes orgánicos o minerales, con el fin de realizar hilos, superficies, volúmenes en función de las estructuras que permiten aplicaciones de las más variadas.

Te puede interesar

Escribe un comentario