El tapón de corcho, una ventaja para el medio ambiente

CORCHO

Desde hace algunos años, el tapón de corcho presente en las botellas de vino se somete a una dura competencia por sus equivalentes de plástico o de aluminio, que incrementan inútilmente las presiones sobre el medio ambiente.

El corcho se extrae de la corteza del alcornoque, una especie única en su género puesto que su corteza, se regenera una vez extraída. Cuando el árbol alcanza la edad de los 20 a 25 años, se extrae la primera capa de corcho. Sin embargo, conviene esperar 18 años antes de obtener una corteza adaptada a la producción de tapones de calidad. Esta delicada operación se repite cada 9 años, periodo durante el cual los árboles no deberán ser cortados.

La recogida del corcho es artesanal. Se trata de un proceso ancestral que solo puede hacerse de forma manual con un tipo de hacha adaptada. Esta operación es muy delicada y se efectúa en el momento de la fase activa del crecimiento para no dañar al árbol. El riesgo de dañar la capa madre podría llegar a matar al árbol.

El corcho se recoge a finales de la primavera y durante el verano, entre los meses de mayo y agosto, cada 9 años como mínimo, cuando el árbol es adulto. La duración media de vida de un alcornoque es de 150 años, es decir que se realizan entre 12 y 15 extracciones por árbol.

Cada año, unas 300.000 toneladas de corcho son extraídas en todo el mundo, y el primer país productor es Portugal. Si el corcho sirve tradicionalmente para fabricar tapones para las botellas de vino, sus propiedades excepcionales lo destinan igualmente a múltiples usos, como materiales aislantes, ecoconstrucción, calzado, instrumentos de música, decoración, muebles, asientos de vehículos, artículos de deporte, sector industrial, etcétera.

Ligero, resistente, elástico, impermeable, natural y reciclable, el corcho tiene muchos beneficios que han seducido a la humanidad desde hace más de 5000 años. Y sin embargo, desde hace algunos años, la búsqueda de nuevos mercados por parte de los industriales lo pone en competencia con los tapones de plástico y de aluminio.

Te puede interesar

Escribe un comentario