El proyecto Castor responsable de los seísmos Vinarós

Castor

Ya no hay duda alguna, el proyecto Castor es responsable de la ola de seísmos que sacudieron la región del sur de Cataluña y del norte de Valencia en el otoño de 2013. Este antiguo yacimiento submarino situado a 21 km de la costa española y a 1800 m de profundidad, convertido en almacén de gas, se utilizó para almacenar bajo el mar el equivalente a tres meses de consumo de gas en la región de Valencia, para satisfacer los picos de demanda o las interrupciones potenciales de suministro.

Entre junio y septiembre de 2013, el gas comprimido se transporta a través de una tubería a una plataforma marina, y luego se inyecta en los antiguos pozos de petróleo que operan en los años 1970 y 1980 y que formaron rocas porosas. El gobierno ordenó la suspensión de este almacenamiento después de que decenas de seísmos, primero de baja intensidad, y luego de una magnitud de 4,3 en la escala de Richter, se produjeran en la zona.

El primer estudio científico sobre el tema acaba de ser publicado en la revista International Journal Geophysical. El estudio evela que mil terremotos ocurrieron en la costa de Vinarós, Benicarló y Peñíscola en 2013 y establece que si la operación continúa, es probable que se produzcan más terremotos.

Te puede interesar

Escribe un comentario