El pescado del Mediterráneo cada vez más pequeño

Sardinas

El número de ejemplares no es el único criterio a tener en cuenta para una población de peces. El tamaño importa y la reducción de este parámetro inquieta a pescadores y científicos en el Mediterráneo.

Los últimos informes científicos de los expertos de la Unión Europea no son tranquilizadores: varias especies escasean. Concretamente 34 especies vigiladas por las Comisión general de pescadores del Mediterráneo (CGPM), 85,3% están sobreexplotados.

Los biólogos marinos han intentado determinar las causas de este problema y sospechan de un “desequilibrio ecológico”. Los pequeños peces pelágicos tienen una vida corta, y dependen de fenómenos cíclicos, cada vez más perturbados por la pesca. La presencia más importante de predadores, como el atún rojo, no es extraña a esta situación.

El entorno también juega un papel esencial en la producción de plancton, menos disponible, lo que habría llegado a una adaptación de los pequeños pelágicos. Diferentes estudios han mostrado que el calentamiento reduce el tamaño de los peces: uno de los factores cruciales que juega sobre el tamaño de los peces y sus necesidades energéticas. Es sencillo, si el ecosistema no puede satisfacer sus necesidades, los peces no crecen.

Te puede interesar


Escribe un comentario