El patrón de Levi’s no lava sus jeans para salvar el planeta

Jeans

Para confeccionar un buen jean, hace falta buen algodón, buenos hilos, buenos tintes, varios baños de productos químicos y kilómetros de transporte para llegar hasta la tienda que lo venderá. No hay un modelo de desarrollo sostenible y de respeto del medioambiente.

Levi Strauss lo ha comprendido bien, y tras haber sido interpelado varias veces sobre sus prácticas de producción, concretamente por Greenpeace, la empresa intenta, desde hace años, dar una imagen “verde” de sus modos de producción.

La última fecha significativa: las declaraciones del patrón de la empresa que ha afirmado en una conferencia sobre cuestiones medioambientales, que no lavaba sus jeans para salvar el planeta.

Chip Bergh escandalizó a los maniáticos de la higiene afirmando que el jean que llevaba desde hace un año “todavía no había visto una lavadora“. “Los mayores fans de los jeans os lo confirmarán: nunca se deben lavar los jeans”.

Si el consejo tienen sus virtudes en cuanto a conservación (el lavado estropea la tela), Chip Bergh también ve en ello una iniciativa ecológica. “Se ha realizado un informe de impacto medioambiental con un jean. La conclusión es que el 50% del agua que consume es utilizada, después de su compra, para los lavados sucesivos en lavadora”.

Para Levi’s, el contaminante no sólo es el jean y sus técnicas de fabricación, sino el consumidor que se obstina en lavar el jean tres veces a la semana, y que conviene reeducar para evitar el exceso de contaminación.

Te puede interesar


Escribe un comentario