El oso más famoso de Yellowstone fue disparado y muerto por un cazador

Scarface

Para los muchos visitantes del Parque Nacional de Yellowstone, los geiseres y las panorámicas se encuentran como lo que más les atrae, aunque hay otro poderoso centro de atención para ellos: los osos.

Uno de los más famosos y conocido por el número 211, o por los fans como “Scarface” (cara cortada), ganó gran notoriedad por su pose y por sus distintivos cortes. Pero ahora ha aparecido muerto según se reporta.

Según Wildlife and Parks han confirmado que “Scarface” fue disparado y muerto en noviembre de 2015. El incidente está bajo investigación por Estados Unidos. Un oso que había sido capturado unas 17 veces por investigadores a través de los años. Aunque había sido pesado en unos 270 kilos en 2011, el grizzly de 25 años de edad pesaba nada más que 153 kilos en agosto de 2015.

Scarface

Un oso que se había convertido en protagonista para la social media debido a sus reconocibles cortes y por su falta de miedo al encontrársele en carreteras y deambular por el bosque a sus anchas. Aunque no queda claro quién disparó al oso, lo que sí que ha habierto el debate sobre la consideración que hay que tener sobre esta especie que es considerada en peligro de extinción, pero que, al crecer en número, se ha propuesto que se le retirara de esa lista.

Cuando entró en la lista había 136 osos en el parque, mientras que ahora llegan a los 700. Lo que ocurre es que, al retirar a los osos de esta lista de peligro de extinción, motivaría para su caza, un movimiento que ha sido criticado por algunos grupos como el Natural Resources Defense Council.

Es desde el sitio web de esta organización donde se clama que la mejor forma para proteger a los grizzlies es reducir sus conflictos con los humanos; algo difícil si sabemos que en un solo año ha habido 165 de estos incidentes.

Aunque Scarface nunca se le vio como un peligro para los humanos, finalmente ha aparecido muerto por el disparo de un cazador. Siempre fue visto como todo un señor.

Te puede interesar

Escribe un comentario