El océano costero ya no es una fuente de carbono

 Océano

Los intercambios de carbono entre el océano y la atmósfera en las regiones costeras se han invertido. Fuente de emisión antes de la era industrial, los litorales se habrían convertido en pozos favoreciendo el almacenamiento de carbono en e océano. Esta inversión del flujo se explicaría por las actividades antrópicas que estimulan la fertilización de los océanos costeros y los intercambios de gases. Un dato importante a tener en cuenta en los modelos de proyección del ciclo del carbono.

El océano global es el principal pozo de carbono del planeta. Desde la era industrial, se estima que absorbe alrededor del 45% del gas carbónico producido por la combustión de carburantes fósiles. Sin embargo, a escala regional, los intercambios son más complejos.

Antes de la era industrial, las regiones costeras estaban consideradas como fuentes de carbono. Se estima que el océano costero emitía cerca de 150 millones de toneladas de carbono por año en el atmósfera. Hoy en día, este flujo parece haberse invertido. Un estudio, publicado en la revista Nature, dice que los litorales se habrían convertido en pozos de carbono.

En el ciclo preindustrial, los litorales serían considerados globalmente como desiertos biogeoquímicos. En efecto, la sedimentación empobrece el medio en cuestión orgánica. Sin bomba biológica pues, el océano costero se convierte en una fuente de emisiones. En el estudio, el equipo de investigadores demuestra que las actividades humanas han modificado este estado. A escala mundial, las regiones costeras absorberían ahora 250 millones de toneladas de carbono.

Más información – La tundra podría convertirse en una fuente de emisión de carbono

Te puede interesar

Escribe un comentario