El Medio Oriente amenazado con escasez de agua el próximo cuarto de siglo

Desierto

De los 33 países más amenazados por la falta de agua de aquí al año 2040, 14 se sitúan en el Medio Oriente, lo que puede provocar el empeoramiento de la inestabilidad de esta región. Esto es lo que demuestra un estudio de un centro de investigación americano sobre cuestiones medioambientales.

Los expertos han combinado modelos climáticos, temperaturas y precipitaciones, y escenarios de desarrollo socioeconómico, crecimiento demográfico, urbanización, emergencia de las clases medias. De esta forma han establecido la clasificación de los países del planeta más vulnerables, a lo largo de los próximos 25 años, al estrés hídrico, definido por una disponibilidad de agua inferior a los 1.700 metros cúbicos por año y habitante.

En cabeza están los países tales como Bahrein, Kuwait, Qatar, Emiratos Árabes Unidos, Palestina e Israel, con un índice de estrés máximo, seguidos de Arabia Saudita, Omán y Líbano. La región, sin duda menos segura del mundo para acceder al agua, se ve confrontada a desafíos excepcionales en un futuro previsible.

Teniendo en cuenta los conflictos que destrozan el Medio Oriente, la cuestión del agua puede parecer secundaria. Pero los autores del estudio observan que la sequía inédita que ha golpeado a Siria entre 2006 y 2010, conjugada con la mala gestión crónica de las capas freáticas, ha forzado a un millón y medio de personas, principalmente agricultores y ganaderos, a abandonar sus tierras y emigrar hacia zonas urbanas. Esto a amplificado la desestabilización general de Siria, y probablemente contribuido a los problemas que han alimentado la guerra civil.

Te puede interesar

Escribe un comentario