El invisible y alto precio de tu pequeña botella de agua

Botella de agua

Desde Los Angeles Times traen un artículo interesante sobre el invisible y alto precio de una pequeña botella de agua que trae interesantes datos como que el petróleo usado para crear el plástico para todas esas botellas de agua cada año podría ser usado para llenar el depósito de 1.3 millones de coches, o curioso es que las botellas de plástico que son distribuidas a Fiji para ser llenadas, luego vuelven otra vez a EEUU. Un largo camino para poder tomar un poco de agua de una de estas tan usuales botellas.

Tan solamente en EEUU se compran 50000 millones de botellas de agua cada año y se reciclan tan solo una cuarta parte de todas ellas. Más datos, 17 millones de barriles de petróleo son usados cada año para producir esas botellas para rellenar el depósito en la cifra anteriormente mencionada de 1.3 millones de coches.

Por lo visto ahora se está empezando a cuestionar el costo ambiental de las operaciones relacionadas con el envasado de agua. Desde Desert Sun se reporta que durante una sequía, Nestlé estuvo rellenando esas botellas de agua con ingentes cantidades de agua proveniente de fuentes subterráneas.

La región en donde Nestlé ha estado usando fuentes de agua subterránea son en las tierras sagradas de la tribu india Morongo, y allí las sequías son abundantes debido al cambio climático. Unas cuantas preguntas están surgiendo sobre los derechos a usar la preciada agua que surge de las profundidades de la tierra y quién tiene el derecho para usarlas. Por lo menos se debería saber cuánta de esta agua se está usando para rellenar estas botellas de agua en unas tierras soberanas del pueblo indio.

Botella de agua pequeña

Otra de las problemáticas concernientes a estas botellas de agua viene desde Fiji. El agua que a veces contiene estas botellas a veces es realmente exótica. Provienen desde el océano desde el Pacífico Sur, teniendo a las botellas de plástico manufacturadas en cualquier parte del planeta para que en Fiji sean llenadas.

La pregunta nos lleva a si realmente es necesario el uso de tantos recursos para una simple botella de agua comprándola a miles de kilómetros a través del océano. La respuesta tendría que ver más con la vuelta al uso de fuentes públicas como antaño y llevar una botella de vidrio la cual tendríamos que rellenar cada vez que quisiéramos, para no tener que gastar cantidad ingente de dinero en vertederos para esos 36000 millones de botellas de agua que no se reciclan tan sólo en EEUU por año.

 

 

Te puede interesar

Escribe un comentario