El hombre, un superdepredador insostenible

pesca-de-arrastre

Nos preguntamos sobre lo que la ciencia llama un superdepredador. Basta con mirarse en el espejo. Un estudio publicado en la revista Science, el pasado 21 de agosto, demuestra que la enorme presión ejercida por el hombre sobre las poblaciones de animales, terrestres y marinos, hace de él un depredador único, capaz de desequilibrar totalmente los ecosistemas y las cadenas alimenticias, así como provocar la extinción en masa.

La idea de una explotación extrema de la fauna salvaje está ampliamente documentada. Pero los trabajos de un equipo de la Universidad Victoria de Canadá, han querido analizar el cuadro de caza bajo otro prisma, comparando el impacto del hombre con el de los demás depredadores no humanos. Para ello, los científicos han pasado revista a más de 300 estudios basándose en 2125 casos de depredación de especies salvajes, peces y mamíferos terrestres, de cada continente y océano, a excepción del Antártico.

Los resultados no son edificantes, los hombres explotan los peces a una tasa 14 veces superior, de media, al del resto de depredadores marinos. También se matan a grandes carnívoros, como osos, lobos o leones, a un ritmo de nueve veces superior al que estos depredadores realizan entre ellos en el medio natural. Esto significa concretamente que la industria de la pesca captura el 78 por ciento de la población adulta de salmón en Alaska al año, frente al 6 por ciento que mata el oso, el mayor depredador de esta especie. Igualmente el hombre caza al año el 32 por ciento de los pumas americanos, frente al 1 por ciento matado por sus propios congéneres.

Te puede interesar

Escribe un comentario