El gorila de Grauer podría ser pronto añadido a los animales en peligro crítico de extinción

Gorila de Grauer

El gorila de Grauer, el mayor primate del planeta, ha sido una fuente continua de preocupaciones para los conservacionistas por más de dos décadas. Los conflictos en las junglas al este de la República Democrática del Congo han llevado a los expertos a no tener ningún tipo de elección y sin saber cual es el futuro de esta subespecie de gorila.

Ahora los investigadores han actualizado la cifra de la población de gorilas y ha confirmado sus miedos. Según esas cifras compiladas por un equipo internacional de conservacionistas, el gorila de Grauer ha visto como su población se ha reducido en un 77 por ciento en los últimos 20 años. Son 3.800 animales los que quedan a día de hoy.

La razón para este hecho se debe a que la población se ha visto reducida por la inseguridad que tiene la región. Los gorilas de Grauer fueron nombrados después de que Rudolf Grauer, un explorador australiano y zoologista que reconoció por primera vez a los monos como una subespecie separada.

En 1994, se llevó un estudio a cabo en el que se estimaron que eran 17.000 los gorilas de Grauer los que se encontraban vivos. Pero el genocidio de Rwandan de ese año lideró al declive de este tipo de gorila.

Otro de los problemas para proteger la flora y la fauna de estas regiones es el alto índice de muertes de los encargados de la protección de estos parques. En el Congo se han matado de 170 a 200 desde 1996.

Al final, los científicos han calculado que un 77 por ciento de la población de los gorilas de Grauer desde 1994. De ese porcentaje, un 80% de las pérdidas tomaron lugar sobre una única generación con un índice tres veces mayor que el normal. Si esto siguiera así, para los próximos cinco a diez años podría significar la extinción de estos gorilas.

Te puede interesar

Escribe un comentario