El fuel llega a las costas de Gran Canaria

Vertido-fuel

Los peores temores desde el naufragio del pesquero ruso a menos de 27 kilómetros de las costas del archipiélago canario, el pasado 15 de abril, se han materializado en la noche del miércoles al jueves 23 de abril. Las playas de Veneguera, en la costa oeste de la isla de Gran Canaria, una de las pocas en no estar urbanizada, se han visto manchadas por restos de petróleo.

Cerca de 120 kilos de piche o de fuel se han recogido por parte de voluntarios movilizados por el ministerio de fomento sobre la costa y el mar. Pero no se puede excluir que la marea negra se extienda a otras zonas de una costa declarada reserva de la biosfera por su gran valor ecológico, inscrita en la red Natura 2000, y que alberga a varias especies de tortugas y delfines.

El robot submarino, enviado en exploración por el gobierno español desde el martes 21 de abril, ha detectado al menos tres fugas en el casco del pesquero, que surge a 2700 metros de profundidad. De estas fugas se escaparían “entre 5 y 10 litros de combustible por hora”, ha afirmado la ministra de fomento, Ana Pastor. En el momento de su naufragio, el pesquero contenía en sus depósitos cerca de 1400 toneladas de fuel.

“Lo más importante es parar el vertido de fuel porque lo que sale del pesquero terminará, tarde o temprano, por llegar a las costas, que sean las de Canarias o las de África”, declara Luis Ferreirim, portavoz de Greenpeace en España.

Te puede interesar

Escribe un comentario