El deshielo del Antártico provocará que las aguas suban menos de lo previsto

Antártico

Algunos investigadores han vuelto a evaluar la contribución de los glaciares del Antártico en la subida de las aguas. Según su estudio, este retraimiento sería más lento que lo que se había propuesto en los escenarios anteriores. En cualquier caso tendrá repercusiones importantes al nivel del mar a lo largo de los dos próximos siglos.

Los modelos climáticos actuales no toman correctamente en cuenta ciertos procesos como e posible deshielo de una parte del casquete glaciar en el Antártico. Esta inestabilidad se ha detectado en el quinto informe del GIEC como una incertidumbre mayor para las proyecciones del nivel de los mares. Para solucionarlo, los investigadores del laboratorio de glaciología y geofísica del medio ambiente y sus colegas británicos han elaborado un modelo capaz de predecir las consecuencias de este proceso, que puede provocar una rápida pérdida de masa de los glaciares.

Confrontando este modelo a las observaciones, ha mostrado que en la hipótesis de los escenarios climáticos de medio a fuerte, el deshielo del Antártico participaría en la subida del nivel de las aguas con una contribución lo más parecido a 10 centímetros en 2100. Según sus estimaciones, habría un riesgo sobre 20 de que este retraimiento contribuya a más de 30 centímetros en la subida del nivel del mar en 2100, y a más de 72 centímetros en 2200.

A pesar de que estos resultados no excluyen las contribuciones más importantes a largo plazo, indican que la subida de las aguas debido al deshielo del Antártico será probablemente más lenta que lo que sugerían las anteriores predicciones. Publicados el 19 de noviembre en la revista Nature, estos trabajos confirman que el retraimiento de los glaciares del Antártico tendrá repercusiones importantes sobre el nivel de los mares a lo largo de los dos próximos siglos.

Te puede interesar

Escribe un comentario