El deshielo de la banquisa ártica en 2013

 Ártico

La información ha dado un respiro a los escépticos del cambio climático: la banquisa habría ganado un 60% de superficie este año, comparado con el año 2012, cuando alcanzó un mínimo de 3,4 millones de km2, un récord desde que se hacen mediciones. Ya no se trata del calentamiento climático, sino del “enfriamiento climático”.

En realidad, si el deshielo del mar es menos fuerte que el año pasado, sigue siendo importante, y se inscribe en una tendencia mayor que se acelera desde hace unos diez años.

El error está en que la información toma como comparación el mes de agosto, y no el día de la superficie mínima que sobreviene habitualmente hacia mediados de septiembre. La banquisa, superficie del mar helado, contrariamente a los casquetes glaciares, se ha fundido en verano (hasta septiembre) para volver a formarse en invierno (y es la más extensa en marzo).

Las cifras más recientes, publicadas el pasado 11 de septiembre por el centro de referencia en la materia, el National Snow and Ice Data Center (NSIDC) americano, muestran que la banquisa ha bajado desde agosto a 5,1 millones de km2, es decir más allá de la media de los mínimos observados entre 1979 y 2012, que se estableció en 6,1 millones de km2.

Más información – El océano hace fundir el Antártico por debajo

Te puede interesar

Escribe un comentario