El comercio mundial, motor de la deforestación ilegal

Deforestacion

El comercio mundial es un potente motor en cuanto a la deforestación ilegal en los países tropicales. Por primera vez, un vasto estudio publicado por la organización mundial americana Forest Trends, evalúa la amplitud del fenómeno: cerca de la mitad de la deforestación en los países tropicales se explica por la conversión ilegal de tierras en explotaciones agrícolas con vocación comercial. En uno de cada dos casos, la producción está destinada a satisfacer la demanda de los grandes países industrializados: Estados Unidos, Unión Europea, China e India.

Un 25% de la deforestación ilegal en los trópicos tiene por objetivo la producción de productos básicos exportables. “Sabíamos que la producción de materias primas agrícolas era un factor mayor de la deforestación. Sin embargo, es el primer estudio que muestra la importancia desmedida de actividades ilegales para producir centenares de productos alimenticios consumidos en el mundo entero”, afirma Michael Jenkins, director general de Forest Trends. Hasta tal punto que “no existe producto en los supermercados que no se vea potencialmente afectado”, según Forest Trends.

Brasil e Indonesia son los dos principales países afectados por este comercio ilegal. Según el estudio estudiado “Bienes de consumo y deforestación” y cuyas cifras se basan en violaciones documentadas de derechos sobre la tierra, el 90% de la deforestación de Brasil entre 2000 y 2012, era ilegal, en gran parte por culpa de la incapacidad para conservar un porcentaje de bosques naturales en el seno de las grandes explotaciones de ganado y de soja, tal y como lo exige la ley brasileña. En Indonesia, el 80% de la deforestación se habría producido violando la ley de producir aceite de palma, de la cual los tres cuartos es para mercados de exportación.

Te puede interesar


Escribe un comentario