El CO2 acentúa las sequías subtropicales

sequias_co2

Por primera vez, un estudio indica que el aumento de la tasa de dióxido de carbono CO2 en la atmósfera podría acentuar los episodios de fuertes sequías en zonas tropicales y subtropicales. El fenómeno sería por lo tanto atribuido al calentamiento climático. Sin embargo, el aumento de gases de efecto invernadero intensificaría las lluvias en el Ecuador.

El aumento de dióxido de carbono CO2 en la atmósfera podría multiplicar las sequás extremas en las regiones tropicales y subtropicales, indica un estudio aparecido en una revista científica. El crecimiento de las tasas de gas carbónico en el aire actuaría sobre la zona de circulación atmosférica llamada células de Hadley y localizada entre el Ecuador y las latitudes 30 grados norte y 30 grados sur.

Combinadas con los alisios que prevalecen debajo de los trópicos, las células de Hadley son conocidas por influir sobre el reparto de las precipitaciones, sobre las nubes y sobre la humedad relativa a nivel de una banda que cubre la mitad de la superficie de la Tierra.

En función de que el clima sea más o menos caliente, esta corriente de aire puede dilatarse o contraerse. En estos últimos 20 años, las células de Hadley se han reforzado y ampliado de una parte y de otra del Ecuador hacia los polos, a una velocidad superior a la anticipada por los modelos climáticos mundiales.

La consecuencia es que hay más precipitaciones en las regiones ecuatoriales y más sequías en las regiones subtropicales. Éstas están situadas al norte y al sur, entre las latitudes 23,5 grados y 40 grados. El sur de los Estados Unidos y América del Sur, la región mediterránea, África del Norte y del Sur, así como una parte de Australia se ven afectados por este fenómeno.

Te puede interesar

Escribe un comentario