El cambio de hora, lo que conviene saber

CAMBIO-HORA

Todo el mundo conoce este dicho, en la noche del sábado al domingo, a las 2 serán las 3. El cambio de hora, si bien es habitual para nosotros, no lo es tanto en la mayoría de los países del mundo. Ciertamente permite ahorrar energía, pero se trata de una medida bastante impopular en España.

El domingo 29 de marzo, a las dos de la mañana, habrá que añadir 60 minutos a la hora legal, por lo tanto serán las 3 de la mañana. La vuelta a la hora de invierno, una hora menos, tendrá lugar el 25 de octubre de 2015, a las tres horas.

Este cambio es concedido para economizar energía durante el verano y beneficiarse de los periodos de vida más largos. De esta forma un estudio de la agencia del medio ambiente publicado en 2010 demostró que el paso a la hora del verano conllevaba lo siguiente:

Un consumo de electricidad más importante por la mañana, con un pico a las 6 horas, equivalente a 5 horas en horario de invierno.

Un consumo mucho menos importante por la tarde, concretamente entre las 20 y las 21 horas, equivalente al periodo entre las 19 horas y las 20 horas en invierno.

Dicho de otra forma, los hogares pagan, de media, un poco más de electricidad por la mañana, pero ahorran finalmente por la tarde. Sin embargo, una hora menos de iluminación permite ahorrar unos 10 céntimos de euros.

En 2009, la demanda media de electricidad a las 19 horas se redujo en 3,5 gigavatios. En total, la economía de energía aquel año se cifró en 440 gigavatios por hora, principalmente en iluminación pública, lo equivalente a un año de iluminación de una ciudad de 800.000 habitantes.

Te puede interesar

Escribe un comentario