El cambio climático, un gran desafío para Barack Obama

Barack Obama

Se trata de uno de los componentes centrales del paisaje energético americano. El carbón sigue siendo el objetivo número uno de la Administración de Barack Obama, que ha hecho de la lucha contra el cambio climático una de sus prioridades.

“No hay desafío que presente una mayor amenaza para el futuro y para las generaciones futuras que el cambio climático. La mayor parte del tiempo, las problemáticas a las que debemos hacer frente son temporales y no podemos esperar a que las cosas mejoren y no trabajemos duro.

Pero este es uno de los raros casos que por su amplitud, su alcance, si no lo arreglamos, no podrá ser invertido. Y no podremos probablemente adaptarnos suficientemente”.

Obama ha presentado nuevas disposiciones de regulación para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en el marco del plan americano para una energía limpia.

Los objetivos fijados serán más ambiciosos que los desvelados inicialmente en junio de 2014. De aquí a 2030, los Estados Unidos deberán en efecto reducir en un 32 por ciento sus emisiones de gases de efecto invernadero, relacionados con la producción de electricidad, sobre la base de las registradas en 2005. La primera versión pretendía una reducción del 30 por ciento.

A nivel nacional, el conjunto de las estructuras proporciona, en 2014, el 39 por ciento de la electricidad, por delante del gas natural, de la energía nuclear y de las energías renovables.

Barack Obama ha descrito las restricciones impuestas a las centrales eléctricas como siendo la etapa más importante jamás efectuada por los Estados Unidos, donde el 37 por ciento de la electricidad se produce todavía en las centrales de carbón. Una fuente de energía problemática desde un punto de vista medioambiental.

Te puede interesar

Escribe un comentario