El cambio climático le costo a EEUU durante este año, 35 billones de dólares

El cambio climático es una realidad en gran parte del mundo tanto en países pobres como ricos.

EE.UU es uno de los máximos contaminadores del planeta desde hace décadas, hasta hace unos pocos años negaban su existencia.

Hoy las pruebas son tan evidentes que ya no quedan voces que quieran negarlo. El National Climatic Data Center acaba de informar que en los 8 meses de este año las consecuencias y el daño a causa del cambio climático le costo a Estados Unidos hasta ahora 35 billones de dólares.

Esta cifra demuestra la gravedad de las consecuencias de sequias, inundaciones, huracanes, tornados y tormentas tropicales de gran envergadura, nevadas, que producen graves daños a las comunidades y poblaciones afectadas.

Los fenómenos naturales extremos se están volviendo mas frecuentes y muchos de ellos se convierten en verdaderos desastres.

La economía se ve gravemente afectada no solo por tener que invertir en reponer o reconstruir infraestructura, dar subsidios y ayudas a los afectados sino porque actividades como la agropecuaria no pueden producir y disminuye la generación de divisas.

El cambio climático genera muertes, enfermedades, pérdidas económicas por lo que es mejor invertir en reducir la contaminación y detener este problema ambiental global que invertir en tratar de recuperarse de los daños que genero.

Estados Unidos todavía no tiene una seria política ambiental para colaborar activamente en detener el cambio climático, solo realiza algunas acciones parciales pero no efectivas en forma global.

Al gobierno de EE.UU le esta costando muy caro económicamente las consecuencias del cambio climático y si sigue con su actual política será peor con el paso de los años.

Todos los países deben comprometerse en luchar contra el cambio climático en especial los que más contaminan.

Ojala el gobierno estadounidense y la sociedad deben replantearse su estilo de vida y la forma en que desarrollan sus actividades económicas para que sean más sustentables.

FUENTE: Veo verde

Te puede interesar

Escribe un comentario