El cambio climático, factor de desestabilización y de migración

Migracion

Si Europa siente los efectos directos e indirectos, la amplitud de estas migraciones va a acceder a lo que conocemos actualmente, previene la secretaria ejecutiva de la Convención de Naciones Unidas para la lucha contra la desertificación, que el pasado 9 de septiembre intervenía durante una conferencia organizada por el Ministerio de Asuntos Exteriores en asociación con el Instituto de Relaciones Internacionales y estratégicas, Acción contra el Hambre, y CARE France. Aquella fue la ocasión para que 67 ONG presentarán al ministerio una carta abierta insistiendo en la urgencia de un acuerdo ambicioso, a finales de año en París, sobre la cuestión del cambio climático.

Entre 2008 y 2014, una media anual de unos 25 millones de personas se desplazan cada año por culpa de catástrofes naturales, de las cuales el 80% por razones de acontecimientos hidroclimáticos. La parte atribuible al cambio climático en estas migraciones todavía no ha podido ser evaluada.

Si bien no se ha podido cifrar la parte atribuible al cambio climático, los desplazamientos de poblaciones relacionados con problemas políticos representan más de 38 millones de desplazados internos en 2014. En todo caso, existe un consenso para decir que el clima es un factor de desestabilización que tiene una fuerte relación entre clima y seguridad.

La concentración no es nueva. En marzo de 2008, un informe del Alto Representante de la Unión Europea para Asuntos Extranjeros y política de Seguridad, identificaba las zonas más susceptibles del cambio climático en curso. Los cambios climáticos corren el riesgo de tener en el futuro incidencias sobre la estabilidad social y política del Próximo Oriente y del norte de África. Las tensiones relacionadas con la gestión de recursos hídricos del valle del Jordán y de la cuenca del Tigris y del Eufrates, se hacen cada vez más escasos, y se agravan las tensiones por el aumento de las temperaturas.

Te puede interesar

Escribe un comentario