El cambio climático en el centro de los debates del Consejo del Ártico

cambio-climatico

Hubo un ausente de gran importancia, el ministro de Asuntos Extranjeros ruso, y también un indicador de calidad, el secretario de Estado americano. Ambos no acudieron a la reunión ministerial del Consejo del Ártico el pasado 24 de abril en iqaluit en el territorio de Nunavut, en el Gran Norte Canadiense. El gobierno canadiense no deseaba la presencia de diplomáticos rusos en la capital.

Esta misma cumbre creada en 1996, a lo largo de la cual Canada tomó el relevo de los Estados Unidos después de dos años de presidencia del Consejo del Ártico, ha demostrado cómo los 8 países miembros están preocupados por los efectos de los cambios climáticos. Los ministros desvelaron un nuevo plan de acción para mejorar la prevención de la contaminación por hidrocarburos y un acuerdo marco para la reducción de las emisiones de carbono negro y de metano, gas a efecto invernadero de los más peligrosos.

El carbono negro, emitido por la combustión de diesel y de los fuegos de madera, es una plaga en la zona asiática donde se acumula sobre el hielo una película negra que retiene el calor y acelera el deshielo de la banquisa.

Habrá que esperar al 2017, con ocasión de la próxima reunión ministerial del Consejo del Ártico, para tener unos objetivos de reducción para los ocho estados miembros. Rusia, en cualquier caso, saluda el acuerdo marco como una respuesta oportuna al desafío propuesto.

Te puede interesar

Escribe un comentario