El cambio climático, el gran desafío para la humanidad

Cambio climatico

Desde el comienzo de las civilizaciones, las fluctuaciones naturales de temperatura se acercan más o menos a un grado por milenio, sin embargo las temperaturas anunciadas se plantean sobre cambios que van de 15 a 60 veces más rápidos. Estamos ante el desafío del cambio climático.

Las resoluciones a tomar para evitar el cambio climático mayor son cada vez más imposibles de mantener en los países industrializados. En efecto, el panel Intergubernamental estima que habría que reducir las emisiones del 60% de aquí a 2050 para mantener el calentamiento del planeta a un nivel aceptable, lo que parece un tópico vista la inercia de nuestras sociedades. Un estudio científico de la Agencia Internacional de la Energía, revela que las emisiones de CO2 van a aumentar de al menos un 60% en la atmósfera de aquí a 2020, incluso si los compromisos de las conferencias de Kioto y de París se aplican de forma efectiva.

Para limitar el futuro cambio climático, al tiempo que se autoriza a los países pobres a desarrollarse, habrá que dividir por 2 el consumo por habitante de países ricos y limitar al doble el de los países pobres.

Todo el mundo debe adaptarse a la evolución del clima. En el fondo no hay otra elección. El sistema expresa una enorme inercia, e independientemente de lo que se haga hoy en día, debemos adaptarnos al cambio climático, que es un fenómeno inscrito en el tiempo.

Es necesaria que la opinión esté segura de una cosa, los científicos son claros. No existen grandes incertidumbres con relación a la película que está delante de nosotros. Y las políticas no pueden esconderse detrás de pretendidas variables desconocidas para no actuar. Esto significa que los científicos están lo suficientemente seguros de ellos mismos, y que ahora es el momento de que los políticos actúen.

Al final, los países industrializados, responsables de este fenómeno mayor y planetario que compromete la estabilidad de la humanidad, tienen dificultades para poner en práctica los medios para reducir y adaptarse a la medida de las consecuencias ineludibles que ya son visibles.

Actualmente no son las informaciones lo que faltan, lo que falta es el coraje de comprender lo que sabemos y sacar las conclusiones pertinentes. A este nivel, la responsabilidad de todos los ciudadanos se ve comprometida, y cada uno debe indicarse de forma personal a su propio nivel.

Te puede interesar

Un comentario

  1.   Noel zamudia dijo

    Excelente trabajo y vale la pena leer siempre sus interesantes publicaciones

Escribe un comentario