El biocarburante para aviones despega

 Biocarburante

En Canadá, un Falcon 20 experimental ha volado por primera vez con queroseno totalmente de origen vegetal. En Francia se ha lanzado un programa para producir biocarburante a partir de residuos agrícolas, como el aceite de fritura. Pero la cosa sigue difícil para los carburantes que no son de origen fósil.

El 29 de octubre de 2012, un birreactor Dassault Falcon 20 despegaba del aeropuerto de Ottawa. Detrás de él, un avión a reacción de los años 1960, un T33, lo seguía a través de su estela, recuperando algo de sus emisiones de humo.

En los depósitos del Falcon, el único carburante se llamaba ReadiJet, 100% de origen vegetal, producido a partir de una planta oleaginosa, Carinata brassica, la mostaza de Abisinia. Es la primera vez que un avión vuela únicamente con “bioqueroseno”.

Desde entonces se han realizado muchos otros vuelos, pero con una mezcla, normalmente del 50%, con el Jet A1, carburante tradicional de los aviones a turbinas (similar al gasoil de los coches con motor diesel). Por no citar más que los últimos realizados con mezclas de este tipo, Boeing ha atravesado el Océano Pacífico con un 787 Dreamliner en abril de 2012.

Más información – Un nuevo biocarburante a base de pescado

Te puede interesar

Escribe un comentario