El biocarburante a base de maíz más contaminante que la gasolina

 Maiz

Un carburante catalogada de ecológico porque producido a partir de hojas de maíz, emitiría en realidad más gases de efecto invernadero que la gasolina tradicional. Unos investigadores demuestran que una gran cantidad de dióxido de carbono (CO2) sería liberada en el aire al no poder ser capturada por el suelo desprovisto de hojas de la planta necesarias para el proceso natural.

La idea inicial es loable: producir en los Estados Unidos etanol celulósico a partir de residuos de cultivos de maíz menos liberadores de gases de efecto invernadero que los carburantes tradicionales y por lo tanto menos influyentes en el calentamiento climático. Un objetivo aparentemente sobreestimado, según unos investigadores de la universidad de Nebraska en Lincoln, en un estudio aparecido en Nature Climate Change.

En una superficie de unos 52 millones de hectáreas repartidos en 12 Estados de la Corn Belt, o “cinturón de maíz”, un espacio agrícola mayor que el Middle West de los Estados Unidos, se ha constatado que la eliminación, incluso mínima, de residuos de cultivos de maíz genera anualmente unos 100 gramos de CO2 por megajulio de energía de biocarburante producido.

De esta forma, las emisiones relacionadas con esta producción de biocarburante superaría el 7% de las emisiones generadas por la gasolina clásica y sustituiría 62 gramos más allá del umbral establecido para la reducción del 60% de las emisiones de gases de efecto invernadero que exige la Energy Independence and Security Act, una ley de 2007.

Te puede interesar


Escribe un comentario