El año 2015 estableció un récord planetario de calor

Cambio climatico

A los 195 países que el 12 de diciembre, en París, concluyeron un acuerdo histórico para contrarrestar el calentamiento planetario, el balance climático del año 2015 aporta una legitimación también histórica. El mercurio subió a un nivel hasta ahora inigualado desde 1880, la fecha de los primeros registros. Una subida ampliamente imputable al episodio de El Niño particularmente potente, un fenómeno oceánico y atmosférico cuyo efecto se añade a la tendencia pesada, el calentamiento debido a las emisiones humanas de gases de efecto invernadero.

Las tres grandes instituciones que mantienen el registro de las temperaturas mundiales, la Agencia Oceánica y Atmosférica Americana, la Agencia Espacial Americana, y la Oficina Meteorológica Británica, todavía no han dado su veredicto final. En realidad lo harán durante el mes de enero de 2016, después de haber integrado los datos de diciembre de 2015. Pero este balance debería amplificar aún más la constatación que se saca de los once primeros meses del año, los más calientes de la historia moderna.

La subida registrada un poco por todas partes en Navidad es excepcional. Por ejemplo, en Francia, la temperatura media el 25 de diciembre fue de 10,93º C, lo que supone la segunda Navidad más caliente, justo después de 1997 que conoció una media de 11,7º C. En Nueva York, conocido por sus inviernos rigurosos, hizo 22º C el 22 de diciembre, otro récord histórico. Un diciembre que se parecía a una primavera.

En enero y noviembre, indica la Agencia Oceánica y Atmosférica Americana, en su último informe, la temperatura media en la superficie de la tierra y de los océanos excedió en 0,87º C la media del siglo XX.

Te puede interesar

Escribe un comentario