El 75% de los peces del mundo han sido aniquilados por la mano del hombre

Fukushima

Son muchos los que señalan al cambio climático, las pruebas nucleares bajo los océanos o los terremotos oceánicos como las razones detrás del colapso del ecosistema marino. Mientras hay algunas que sí que son así y que son factores que contribuyen al declive de la vida marina, el hecho yace en los efectos de la radiación de Fukushima que está jugando también un rol significativo.

En 2006, antes del desastre nuclear en Japón se reportó desde la revista Science que el destino de la vida marina estaba en peligro y que para 2048 este ecosistema estaría a punto de colapsar. Es en ese mismo reporte donde se concluye que la pérdida de esta biodiversidad va a la par que a la incapacidad del océano para proveer suficiente alimento, mantener la calidad del agua y recuperarse de perturbaciones.

Si a esto le añadimos el desastre nuclear de 2011 de Fukushima con más de 800 toneladas de Cesio-134 filtradas en el Océano Pacífico desde ese año, se puede llegar a una conclusión lógica que la radiación puede ser el factor evidente con el que se puede explicar la pérdida trágica de multitud de especies marinas.

Fukushima

Es el 75 por ciento de los peces del mundo los que han sido exterminados. Lo que nos llega a otra conclusión y es que las especies marinas podrían desaparecer antes del 2048 con un evento producido en Fukushima que ha acelerado todo el proceso.

Otros de los factores que contribuyen son los vertidos de petróleo en el océano cuando son numerosos los buques y las catástrofes como la que se ocasionó en 2010 en la plataforma petrolera de BP.

Tampoco podemos olvidarnos de los tumores cancerígenos que son encontrados en los cuerpos de los peces como sucedió en el río Susquehanna en Pensilvania en noviembre de 2014. Fue el primer caso documentado de esta clase en esa área. Y justamente hemos hablado estos días de la consecuencia del plástico en la vida marina.

Lo que queda muy claro es que, desde los océanos hasta los ríos, tenemos un grave problema con nuestro agua o mejor dicho, el agua del planeta.

Te puede interesar

Escribe un comentario