El 22% de la electricidad a nivel mundial proviene del agua

Central Hidroeléctrica en Galicia, Imagen: juanma36

La energía minihidráulica es originada por la energía cinética que produce la caída del agua por gravedad. Siendo así, hay un gran potencial de producción de energía minihidráulica en los ríos con un desnivel importante o en los desniveles creados artificialmente mediante la construcción de una presa.

El agua se lleva por tuberías hasta la central hidráulica dentro de la cual unas turbinas convertirán el movimiento del agua en electricidad que posteriormente se envía a la red eléctrica. Se denomina presas minihidráulicas a las que tienen una potencia inferior a los 10 MW.

Existen dos tipos de presas minihidráulicas:

* Centrales de agua fluyente: consiste en construir una derivación del río, con una obra menor, para enviar el agua a un canal que llega a una cámara de carga desde la cual, mediante una tubería, se canaliza el agua hacia un turbina, posteriormente, el agua se devuelve al cauce del río.

* Centrales a pie de presa: el agua del río es frenada por un embalse desde el cual se canalizan hasta las turbinas a través de una tubería en la base del río.

Estas centrales tienen impacto sobre la flora, fauna y paisaje del lugar de modo que deben ser bien planificadas y ejecutadas para que el impacto sea mínimo. Al respecto, la Comisión Mundial de Presas ha planteado sus recomendaciones medioambientales, económicas y sociológicas para la construcción y gestión responsable de presas.

El potencial hidroeléctrico es significativo. Actualmente, el 22 por ciento de toda la electricidad del mundo proviene del agua y según la Conferencia Mundial de la Energía se podría triplicar la producción hidroeléctrica del mundo para el 2020.

La minihidráulica es una de las energías renovables más antiguas en España, las primeras centrales fueron construidas a principios del siglo XX llegando a su máxima explotación durante los años 60 cuando existían 1.749 centrales activas. En contraposición, actualmente existen 1.135 y el resto está inactiva. Se espera que con incentivos se puedan reactivar durante los próximos años. El I.D.A.E. calcula que existe un potencial de 6 mil 700 MW de potencia instalada de presas minihidráulicas.

Fuente: WWF.es

Te puede interesar


Escribe un comentario