Egipto apuesta por el carbón antes que por las energías renovables

 Egipto

Tras meses de batalla, el gobierno interino egipcio parece haber tomado una decisión. A finales de marzo levantó las barreras para la importación de carbón, respondiendo favorablemente a la demanda de las compañías de cemento que cómo su producción disminuye por culpa de la penuria del gas natural que golpea al conjunto del país desde finales del año 2000. Los defensores del medioambiente denuncian una ausencia total de visión energética a largo plazo.

Desde hace un año, los cortes de electricidad son cotidianos. La crisis debería ir agravándose con la llegada del verano, donde se observan picos de consumo relacionados con el uso de los aires acondicionados en ese país desértico.

Las centrales eléctricas se ven desprovistas de gas natural, principal fuente energética del país. Los particulares no son los únicos afectados: los industriales se ven obligados a producir de forma discontinua. Concretamente es el caso del sector del cemento: representando solamente 2% del producto interior bruto egipcio, proporciona sin embargo la materia prima a las empresas del BTP, que contratan más del 40% de la población activa de Egipto.

Te puede interesar

Escribe un comentario