Ecoflación y energías renovables

El concepto de ecoflación es un término económico bastante nuevo y hace referencia al aumento de los costos de hacer negocios o desarrollar actividades productivas debido al cambio climático, reduciendo ganancias.

Para evitar que este proceso empiece a producir impactos directos sobre las empresas es necesario que se impulsen fuertes políticas para lograr una economía baja en carbono. La adaptación al cambio climático, la reducción de emisiones contaminantes y el uso de energías limpias son las premisas más relevantes que las empresas y estados deben desarrollar.

La ecoflación puede complicar el funcionamiento económico de empresas si se vuelve masivo a todos los sectores productivos también afectar negativamente la dinámica económica global.

El cambio climático es un problema ambiental que produce graves consecuencias económicas en países y en la calidad de vida de la población en el presente pero se espera que empeore en el futuro cercano.

La ecoflación puede afectar a empresas de países ricos como pobres que no se ajusten a la realidad actual de buscar tecnología, procesos productivos y técnicas de producción más ecológica así como el uso de las energías renovables.

No se puede alcanzar la sostenibilidad económica sino hay sostenibilidad ambiental debido a la necesidad que tienen las empresas de los diferentes recursos naturales como materias primas o componentes vitales para sus productos y servicios.

Aun la ecoflación no es un problema económico grave pero es mejor evitar que se transforme en uno, por lo que es recomendable que las empresas comiencen a implementar hoy acciones para reducir el consumo de energía, disminuir las emisiones de dióxido de carbono y otros gases nocivos para el medio ambiente.

Empezar a medir la huella de carbono es el primer paso para empezar a reducir nuestro impacto en el medio ambiente.

Hoy invertir en reducir la contaminación no debe ser entendido como un gasto sino como una inversión a futuro de adaptación a la nueva realidad ambiental para poder seguir funcionando y siendo competitivos.

El cambio climático ya esta entre nosotros, las industrias y estados que no tengan en cuenta esta variable en sus inversiones actuales seguro perderán mucho dinero o desaparecerán en los próximos años a causa del clima.

Te puede interesar

Escribe un comentario