Dióxido de azufre para combatir el calentamiento climático

Atmosfera

Un grupo de expertos rusos ofrece una solución un tanto original destinada a combatir el calentamiento climático. Se trataría de pulverizar diversas combinaciones de azufre en la atmósfera, con el fin de dispersar la radiación solar, una de las causas del calentamiento climático del planeta.

Bastaría con pulverizar en las capas bajas de la estratosfera, es decir a una altura de 10 a 14 kilómetros, una delgada capa de aerosol formado por gotas de dióxido de azufre lo que provocaría una dispersión de la radiación solar antes de que pueda calentar la tierra.

Está pulverización atmosférica podría efectuarse a través de aviones y se estima que un millón de toneladas de azufre así pulverizadas podrían reducir el impacto de la radiación solar entre un 0,5 y un 1%, y la temperatura de 1 a 1,5 grados. Esto sería una medida de urgencia, y su uso solo podría tener lugar tras una decisión tomada a nivel internacional.

Sin embargo esta solución corre el riesgo de provocar muchas reacciones encontradas por parte de los científicos. En efecto, el dióxido de azufre, un gas incoloro pero tóxico y corrosivo, provoca una alteración de la función pulmonar en los niños y una exacerbación de los síntomas respiratorios agudos en los adultos. Las personas asmáticas son particularmente sensibles. Pero incluso en baja concentración, también es una de las principales causas de las lluvias ácidas susceptibles de destruir los ecosistemas frágiles. Este dióxido de azufre es producido naturalmente por los volcanes, pero sobre todo hoy en día por el uso de combustibles fósiles que contienen azufre.

Esta climatización del planeta, no es nueva, y ya en su día se presentó como solución de urgencia por otros científicos, antes de ser catalogada como incierta, vistas las consecuencias difíciles de evaluar. Decantarse por una solución de este tipo, aunque sea en caso de urgencia, provocaría consecuencias sobre el ecosistema que de repente pasaría a segundo plano.

Te puede interesar

Escribe un comentario