Alemania medita en decir el adiós definitivo al carbón

Nuclear Alemania

Alemania, después de haber decidido por terminar su dependencia de la nuclear, ahora está meditando en decirle el adiós definitivo a la energía basada en el carbón, su mayor fuente de energía pero también la que más polución crea y la que es el auténtico desafío para sus ambiciosos objetivos climáticos.

Barbara Hendricks, Ministra de Medio Ambiente, ha dicho que si Europa no decide reducir el uso de carbón, no habrá oportunidad de llegar al objetivo impuesto para 2020 en cortar las emisiones de carbono por el 40 por ciento. Mientras que Sigmar Gabriel, encargado de la economía y la energía, ve las cosas de manera diferente argumentando que el carbón está aquí para quedarse, citando la seguridad, costes y los miles de empleos que crea. “No se puede eliminar simultáneamente la nuclear y la del carbón“, dice Gabriel, líder de los Social Demócratas (SPS) quienes gobiernan con los conservadores de Merkel.

La decisión de quitar todos los reactores nucleares por 2022 fue tomada por Merkel después del desastre de Fukushima. Para mitad de este siglo Alemania quiere que el 80 por ciento de sus necesidades energéticas provengan de las renovables como la solar, eólica y demás energías limpias, las cuales generan ahora mismo cerca de un cuarto de la demanda.

La gran problemática de eliminar la del carbón es que esta industria emplea cerca de 50000 personas y son una parte importante del voto para el grupo político SPD. Así que la idea de quitar unas cuantas plantas del carbón no tiene muchos fans y es uno de los grandes escollos a sobrepasar.

Otra cosa es los precios de la electricidad que están aumentando a los consumidores debido a como el gobierno ha pedido a la red eléctrica comprar energía renovable a un precio alto para que se promueva su desarrollo. Esto se está realizando gracias a los usuarios y negocios los cuales pagan uno de los ratios más altos de electricidad en Europa. Y lo que queda ahora, es como el gobierno alemán se adaptará a los planes de acción para el cambio climático, los cuales se considerarán el próximo 3 de diciembre.

Te puede interesar

Escribe un comentario