Descubierto otro de los secretos superpoderes de las abejas

abejas-flores

Durante muchos años no se ha sabido a ciencia cierta la razón para esa invisible interacción entre las flores y las abejas que las polinizan. Se descubrió que las flores desarrollan varios tamaños y formas para así forzar a estos polinizadores a llevar una relación monógama con ellas.

Pero lo que fue incluso más sorprendente es cómo las abejas eran capaces de identificar la clase de flor en la que se encontraban de frente. En un estudio publicado el lunes, se ha descubierto que el “pelaje” que cubre los cuerpos de las abejas las ayuda para sentir los campos eléctricos naturales de las flores, lo que las permite volver una y otra vez a la misma flor para polinizarla.

Las abejas son capaces de sentir que su pelo se dobla y usa ese efecto para saber la diferencia entre las distintas flores. El descubrimiento realizado en 2013 que mostraba como las abejas eran capaces de sentir los campos eléctricos, fue toda una sorpresa cuando se sabe que esa habilidad que tienen otros seres vivos, como los tiburones, necesitan al agua para poder usarla.

Pero las abejas que los investigadores británicos han estado estudiando parece que son capaces de discernir mínimas fluctuaciones con la tierra y aire alrededor de ellas, lo que las ayuda a identificar las distintas flores. Pueden también sentir los cambios naturales en las cargas emitidas por las petunias. Incluso pueden saber cuándo la carga de una flor ha sido alterada por otra abeja que hubiera aterrizado en ella.

Gregory Sutton, biólogo de la Universidad de Bristol, sospechó que las abejas estaban usando su antena. Aunque cuando probó esa teoría, los resultados no le llevaron por esa vía. Al usar un rayo láser capaz de detectar pequeños movimientos en los pelos de las abejas y un electrodo que era capaz de registrar la actividad en los nervios de las células en la parte inferior de los pelos, encontraron que el pelaje tiende a moverse en respuesta a los campos eléctricos, al igual que le sucede al pelo humano cuando roza un globo de plástico.

Estos pelos envían señales al sistema nervioso de las abejas, lo que las permite sentir los campos eléctricos y así reaccionar de forma acorde. Básicamente esto añade otra de las increíbles cosas que las abejas pueden llegar a hacer.

Te puede interesar

3 comentarios

  1. Es muy bueno que los científicos, según la ciencia convencional, esten diciendo estas cuestiones, para nosotros sabidas desde la antigüedad!!!

    1.    Manuel Ramírez dijo

      Muy cierto! Saludos Anka :=)

  2. Felicitaciones… siempre es interesante aprender la etología de las abejas que cada vez son mas valoradas en la comunidad cientíifica porque la miel es el alimento y medicamento mas preciado de la naturaleza…

Escribe un comentario