Demasiados contaminantes en los hogares

Hogar

El Observatorio de la Calidad del Aire Interior ha medido la diversidad de contaminantes presentes en el aire o en el polvo de los hogares. Resultado, se encuentran decenas de moléculas procedentes de múltiples productos químicos que se utilizan corrientemente. Sus efectos sobre la salud son más o menos conocidos y las concentraciones aceptables suelen estar mal definidas.

El aire y el polvo del suelo de los hogares contienen decenas de sustancias químicas procedentes de productos de la vida cotidiana, revela un estudio de una amplitud inédita sobre la contaminación interior, publicado por el Observatorio de la Calidad del Aire Interior. Estas sustancias químicas, concretamente los compuestos orgánicos semivolátiles, son sospechosos de tener efectos sobre el sistema nervioso, inmunitario y hormonal. Los estudios para establecer los niveles de concentración potencialmente tóxicos están todavía en curso.

Los estudios aportan elementos útiles para evaluar los riesgos sanitarios potenciales relacionados con estas sustancias, según este Observatorio que indica que estos compuestos están de forma omnipresente en concentraciones muy variables en función de las sustancias. Los compuestos orgánicos semivolátiles proceden de objetos que contienen plásticos, productos de mantenimiento de la higiene del hogar, y cosméticos, así como insecticidas o residuos de combustión.

En el polvo del suelo: 32 compuestos de 48 sustancias químicas han sido detectadas en uno de cada dos hogares. En el aire: 35 de las 66 sustancias estaban presentes en uno de cada dos hogares. Algunos de estos compuestos orgánicos semivolátiles, concretamente plásticos, y los hidrocarburos aromáticos policíclicos, se han detectado en casi todos los hogares, tanto en el aire como en el polvo del suelo.

Te puede interesar

Escribe un comentario