Cuidado con los contaminantes domésticos

 Contaminantes

Hoy en día, las substancias químicas están por todas partes, sean o no peligrosas. El OQAI, Observatorio de la Calidad del Aire Interior, estima que es muy elevado el número de personas expuestas a substancias tóxicas que se estancan en nuestras casas. Y curiosamente, más del 80% del tiempo lo pasamos en el interior: casa, trabajo, colegio…

Por ejemplo, el radón, un gas radiactivo que sería la causa del 10% de los cánceres de pulmón, se encuentra normalmente en los sanitarios. En el cordón umbilical de un recién nacido, encontramos 200 substancias tóxicas de media. Un profesor francés ha encontrado 300 substancias contaminantes en la sangre del cordón umbilical de 30 bebés.

Los agricultores, por su parte, sufren un riesgo alto de padecer la enfermedad de Parkinson en más de 1,9 por el hecho de una larga exposición de más de 15 años a los pesticidas.

A pesar de las reticencias de las industrias químicas, concretamente en Alemania, el nuevo texto europeo Reach pretende proteger a los consumidores, obligando a las industrias a probar la inocuidad de las substancias que distribuyen en el mercado. Sin embargo, nada les obliga a retirar del mercado los productos cancerígenos, mutágenos, o que presentan efectos de esterilidad, y que todavía se pueden comprar en los supermercados.

Un adulto respira 12.000 litros de aire de calidad incierta al día. Todos los estudios lo confirman: la concentración de contaminantes es más importante en el interior de los edificios que en el exterior, y los peligros para la salud están subestimados.

Más información – El jabón de lavadora, el impacto medioambiental

Te puede interesar

Escribe un comentario