Cuando los elefantes entran en conflicto con los hombres

Elefante

A medida que las actividades humanas se adentran en los escasos territorios todavía salvajes, los animales, y concretamente los elefantes que allí viven no tienen suficiente espacio y recursos para vivir. Por lo tanto, penetran en las ciudades y pueblos, y en los campos, como ocurre frecuentemente en India.

Las sociedades humanas aumentan siempre cada vez más la presión sobre las zonas inhabitadas, por culpa de una deforestación en favor de la agricultura, de la expansión urbana, la explotación de recursos mineros, la construcción de infraestructuras de comunicación que fragmentan los territorios de los animales, etcétera. Son muchos los factores que reducen el hábitat de la fauna salvaje y multiplican los conflictos que pueden degenerar en ataques violentos por parte de estos animales.

El pasado 20 de marzo de 2016, cuatro elefantes salvajes entraron por la mañana en las plantaciones de arroz de el pueblo de Bhatar. La población intentó ahuyentarlos tirándoles piedras, lo que provocó la carga de los paquidermos. 4 personas fallecieron, pisoteadas, según cuenta el representante local.

El elefante macho fue abatido por una flecha impregnada con un sedante lanzada por el personal forestal, mientras que los otros consiguieron huir. Esos conflictos no son por desgracia excepcionales y, frecuentemente, hay elefantes que siembran el pánico en las ciudades y pueblos de la India.

En el Parque Nacional de Manas, al noreste de la India, una asociación ha establecido junto con las comunidades locales sistemas de vigilancia. Estos sistemas incluyen actualmente 72 torres de observación a través de 7 kilómetros de largo en la zona protegida. Los campos de arroz están directamente en contacto con el hábitat natural de los elefantes.

Según las conclusiones del estudio, los elefantes han sido alejados a diario a lo largo de un periodo de vigilancia de dos meses y medio. Tan solo en cinco ocasiones han conseguido franquear la linea de vigilancia para ir a alimentarse en los campos de arroz.

Los elefantes de Asia están considerados como en peligro de extinción según la Lista Roja de especies amenazadas. En la India, país donde se encuentra el mayor número de elefantes asiáticos, ve cómo su población va bajando y solamente quedan 30.000 ejemplares.

Estos conflictos no son específicos de India, en África igualmente, los elefantes pueden destruir cultivos, como ocurrió en 2015 cuando un grupo de elefantes y de hipopótamos arrasaron con los cultivos en varias ocasiones.

Para hacer frente a estos ataques de los paquidermos, se han instalado vallas eléctricas a lo largo de las explotaciones situadas a proximidad del río. Estas sirven normalmente para mantener al ganado y a los caballos en el interior de los pastos, y no se habían utilizado hasta ahora contra los hipopótamos.

Te puede interesar

Escribe un comentario