COP 21, tensiones con relación al texto final

COP21

El texto del esbozo final, cuya trama había sido validada a mediados de octubre en Bonn, con ocasión de la última sesión preparatoria de la COP 21, debe guiar las discusiones ministeriales del 7 al 9 de diciembre y conducir a un acuerdo el viernes 11 de diciembre, último día de la conferencia.

Estamos en un punto difícil de las negociaciones, porque ya no tenemos mucho más tiempo. La gente está nerviosa e irritada. A 24 horas del plazo fijado por Fabius, las negociaciones parecen todavía no llegar a ningún objetivo concreto. Se ha dado un mandato a los responsables para que animen a los grupos de trabajo temáticos, y ofrezcan fórmulas de síntesis sobre sus temas respectivos.

Una parte del camino parece estar completada. El pasado viernes, se publicaron conjuntamente dos versiones sobre el proyecto del texto final. La primera opción del texto compilado recogía diferentes opciones propuestas por los países, la segunda integraba las propuestas de redacción sobre los compromisos propuestos por los grupos de trabajo.

Ciertamente ya no se está en el escenario de Copenhague, donde un segundo texto, completamente desconectado del primero, fue redactado en secreto por algunos, al margen de las salas de las negociaciones. En París, de momento, hay dos versiones del proyecto del texto, pero para preparar el mismo acuerdo al final, puesto que las propuestas de compromisos aceptadas estarán reintegradas en el proyecto inicial, con total transparencia.

Los negociadores han conseguido realizar un trabajo de simplificación del texto. Algunos puntos han sido clarificados, concretamente sobre la revisión de los compromisos, la adaptación o las pérdidas y daños. Sin embargo todavía quedan cosas por determinar. Algunos temas cruciales como el objetivo a largo plazo, la diferenciación del esfuerzo y la financiación, se deja a las negociaciones entre ministros que comenzarán la semana que viene.

Te puede interesar

Escribe un comentario