Consumo eléctrico, reducir la factura de la luz

Red electrica

¿Se consume menos energía cuando se tiene conocimiento del propio consumo de la luz? Según los resultados de un test efectuado en 100 hogares, se muestran diferencias significativas en función de que las familias sigan o no de cerca el estado de su consumo y destaca que el aporte de informaciones es mucho más efectivo que aquel que es neutro, es decir que no tiene comparación con el consumo del resto de hogares.

¿Se puede reducir el consumo de la luz de forma duradera y perenne sin tener la impresión de volver a la era de la iluminación a través de las velas? ¿Somos capaces de identificar cuáles son los aparatos de consumo más voraces y estamos dispuestos a modificar nuestros hábitos? El consumo de la luz parece todavía algo invisible en muchos hogares que desconocen normalmente las fuentes de sobreconsumo y están poco informados sobre el impacto de su esfuerzo individual y de su contribución en este campo.

Un grupo de investigadores ha pilotado una experiencia original en un periodo de un año con el fin de medir las consecuencias reales en los hogares si se está informado sobre su consumo de luz.

Para ello, los investigadores han formado diferentes grupos de familias, dos grupos dotados con diferentes instrumentos técnicos como contadores inteligentes o sensores, con el fin de informarles sobre su consumo eléctrico, y otro grupo sin equipamiento. Los dos grupos equipados tenían información más o menos detallada de su consumo diario, y también una información en función de la naturaleza del equipamiento de los hogares.

El resultado: para el conjunto de los hogares que participaron en el proyecto, los investigadores pudieron observar diferencias muy importantes a nivel de las prácticas del consumo. También constataron diferencias de consumo significativas según la presencia o la ausencia de información. En efecto, durante el periodo de observación, el consumo de los grupos con equipamiento, era de un 23% menor con relación al nivel inicial del consumo eléctrico.

Otra constatación, incluso dentro de los grupos equipados, aparece que el grupo que recibió una información más detallada consumió menos que el otro grupo, lo que demuestra que el aporte de información es muy significativo y ayuda a reducir el consumo de la luz.

Te puede interesar

Escribe un comentario