Conociendo las energía renovables (1ª parte)


La columna vertebral de nuestra civilización son los recursos naturales.

Los recursos naturales incluyen todos los seres vivos y no vivos que existen en la tierra. Sin embargo, el uso continuo de todos estos recursos ha restringido el uso posterior. Algunos de estos recursos son recursos naturales renovables, mientras que, otros no lo son.

Los combustibles, los minerales y los fósiles son ejemplos de recursos no renovables.

Los procesos geológicos podrían generar más stock de los recursos no renovables con el paso del tiempo, pero la producción artificial de estos no es posible.

Pero ¿cuáles son ejemplos de recursos renovables? Si volvemos la vista atrás, encontraremos que los combustibles fósiles eran la principal fuente de energía, ya que eran relativamente baratos. Pero el escenario ha cambiado en el mundo moderno.

El aumento de los precios del combustible, las preocupaciones ambientales y las diferentes políticas mundiales poco a poco van consiguiendo que las energías renovables comiencen a “modificar” nuestro estilo de vida. ¿Qué tipos de energías renovables conocemos? Toma nota:

– Energía Solar
La energía procedente del sol es la energía solar. El sol siempre ha estado al servicio de la tierra. Se encarga de calentar la tierra y los océanos y permite realizar diferentes actividades humanas cotidianas. Hoy en día, los paneles fotovoltaicos se utilizan para convertir la luz en energía. Lo mejor, es que requieren un mantenimiento mínimo una vez realizada la instalación. Por otra parte, los paneles solares no contribuye a la contaminación. Pero la fabricación de los paneles solares requiere la utilización de algunos elementos tóxicos y, hoy en día, sigue siendo un tipo de instalación bastante cara. CONTINUARÁ.

Te puede interesar

Escribe un comentario