Comunidades de transición en el planeta

Las comunidades de transición o movimiento de transición se basan en la idea de que las comunidades pueden vivir sin dependencia al petróleo y convivir con el cambio climático para que los afecte lo menos posible.

El creador de este movimiento de pensamiento es Louise Rooney pero lo popularizo Rob Hopkins. Lo interesante es que no es solo una nueva forma de filosofía sino que se lleva a cabo con acciones concretas en ciudades como Kinsale en Irlanda, Totnes en Inglaterra y otras aldeas en estos países. También se han extendido a ciudades y pueblos de otros países como Canadá, Australia, Nueva Zelanda, Estados Unidos, Italia y Chile.

Las comunidades de transición establecen una hoja de ruta que les permita lograr un descenso del uso de la energía así como la independencia energética. De esta manera se logra un mejoramiento ambiental y una mejor calidad de vida de la población.

El objetivo de esta iniciativa es difundir e implementar un estilo de vida sostenible, autosuficiente en cuanto a sus recursos naturales y desarrollar la resilencia local para garantizar la sustentabilidad ambiental a largo plazo.

Dentro de las áreas en las que trabaja las comunidades de transición son la generación de energía, agricultura, economía, agricultura, educación y salud. Algunos de las principales acciones son cultivar y consumir alimentos locales, reciclar, reutilizar residuos, fomentar los huertos comunitarios, utilización racional de la energía, fomento de energías renovables, entre otras medidas.

Usando esta nueva forma de gestión de una ciudad se pueden realizar muchos cambios positivos en cuanto a la mejora ambiental y a la calidad de vida de las personas.

La gran ventaja de esta iniciativa es que cada ciudad puede usar los medios que considere adecuado para lograr el objetivo principal, que es una comunidad con un estilo de vida sustentable.

FUENTE: www.cambioclimatico.org

Te puede interesar

Escribe un comentario