Comisión Europea inicia consulta sobre opciones para eliminar uso de bolsas plásticas

No uses bolsas plásticas

La Comisión Europa ha abierto una consulta electrónica, hasta el próximo mes de agosto, para conocer la opinión general sobre algunas alternativas que sustituyan las bolsas de plásticas no degradables de un solo uso que crean un problema ambiental grave para el mantenimiento de la biodiversidad y los ecosistemas marinos y terrestres.

Entre las opciones que se manejan en la encuesta están cobro de tarifas, impuestos o simplemente la prohibición de estas bolsas en toda Europa.

Sólo en el mar Mediterráneo existen unas 250 mil millones de partículas de plástico flotando que permanecen desde hace muchos años. Estos residuos entran a formar parte de la cadena alimenticia de muchos especies marinas que terminan muriendo con kilos de partículas de plástico en sus estómagos. Otro problema que causan estas bolsas es la contaminación de los suelos, ya que la erosión las desintegra en minúsculas partes que penetran en los suelos donde dejan sus aditivos químicos contaminantes.

Tan solo en el mar Mediterráneo, la larga duración de las bolsas de plástico hace que haya unos 250 mil millones de partículas de plástico flotando. Estas partículas pueden asfixiar a las criaturas marinas que las ingieran accidentalmente. Además, los plásticos se desmenuzan en partículas diminutas y presentan un alto potencial de contaminación de los suelos y los cursos de agua puesto que pueden contener contaminantes orgánicos persistentes como aditivos.

En promedio, los habitantes de Europa usamos 500 bolsas de plástico durante un año, y la utilizamos, generalmente, una sola vez. Éstas bolsas también deben ser recicladas junto a los envases ligeros o plásticos en los contenedores de reciclaje.

Ya en marzo de 2011 los ministros de Ambiente de la UE se reunieron y acordaron acciones conjuntas y urgentes para iniciar la vía de solución al problema de las bolsas plásticas. Posteriormente, los estados miembros tomaron iniciativas en cada país para reducir su uso mediante el cobro de las mismas en el mercado de minoristas.

Por su parte, la Directiva europea de envases también espera obtener sugerencias de esta consulta en cuanto a los requisitos de biodegradabilidad de los envases. Se establecen dos tipos de productos: los biodegradables por acción de la naturaleza y los compostables es plantas industriales. Esta diferenciación debería aparecer en las etiquetas de los productos para que no caer en engaños al consumidor que cree estar comprando un producto que se degradará naturalmente.

Otra idea que se maneja es que se le de mayor visibilidad a los productos que se degradan por exposición natural.

La encuesta de la CE se encuentra en inglés en este link y estará abierta para ciudadanos y organizaciones hasta agosto.

Te puede interesar

Escribe un comentario