Comer menos carne es bueno para el planeta

 Carne

Tenemos el derecho de preguntarnos por qué comer menos carne es bueno para el planeta. Sabemos que es bueno para el equilibrio alimenticio, pero ¿para el planeta?

No es el hecho de comer menos carne en sí lo que es bueno para el planeta, sino el hecho de criar menos ovejas, vacas y otros animales que producen carne. Como el consumo de carne aumenta, la producción mundial aumenta también, cosa lógica por otro lado.

Reducir la cría de ganado tendría al menos cinco consecuencias positivas sobre el planeta y la ecología:

Reducir la tasa de metano expulsado al aire, lo que tendrá por consecuencia directa reducir el efecto invernadero. Cuando sabemos que una vaca produce 600 litros de metano al día y que hay más de 1,4 mil millones de ganado bovino, basta con sacar la calculadora para constatar que la ganadería se encuentra en el centro de la cuestión ecológica.

Reducir el consumo de agua utilizada para abrevar al ganado. Unos estudios han demostrado que una persona que consume carne todos los días multiplica por 4 el consumo indirecto de agua de un vegetariano. (En este caso, el consumo de agua indirecta es el agua necesaria para la producción de la ración alimenticia de una persona).

Reducir las emisiones de azote en los ríos. Reducir el consumo de petróleo necesario para la alimentación y el mantenimiento del ganado. Reducir el cultivo de plantas y cereales destinados al ganado en vez del cultivo destinado para el consumo humano.

Te puede interesar


Escribe un comentario