Cinco años después, la contaminación en Fukushima tarda en desvanecerse

Fukushima

El desastre nuclear de Fukushima ocurrió hace casi justo cinco años en marzo de 2011. Es el mayor evento de esta clase desde Chernobyl, que tuvo lugar 25 años antes. El accidente fue provocado por una cadena de sucesos debido a un gran tsunami y un terremoto.

Durante el evento, grandes cantidades de materiales radiactivos fueron emitidos a la atmósfera. Desde entonces, Fukushima ha seguido filtrando materiales radiactivos a la tierra y el océano. Los dos principales radioisótopos filtrados durante el accidente, 134C y 137C, tienen una vida aproximada de dos y 30 años respectivamente. Así que una gran cantidad de radiocesium sigue todavía en los alrededores después del accidente de Fukushima.

Recientemente, un equipo de investigadores ha re examinado datos de contaminación en el agua y la comida para obtener una mejor imagen de la seguridad alimentaria. Ya conocimos incluso el uso de un nuevo robot para comprobar la central nuclear.

Fukushima

El equipo comprobó que cuanto más cerca se encuentra uno de Fukushima, mayor contaminación de materiales radiactivos. La región sur de Fukushima también tiende a tener los mayores niveles de contaminación si se compara a las del norte. Esto mismo se puede aplicar en la fauna marina que tiene mayor radiación cuanto más cerca de la costa se encuentra.

También los peces de agua dulce son los que tienen mayor índice de contaminación radiactiva si se comparan con los que se encuentran en la costa. Esto no tiene un gran impacto en la seguridad alimentaria de los japoneses, ya que el pez de agua dulce usado para alimento en Japón no es pescado en su estado salvaje, por lo que la concentración de radiocesium es usualmente baja en la que llega a las mesas.

También los análisis revelan que algunos de los datos que fueron marcados como “radiactividad no detectada”, sí que tenían niveles de contaminación baja asociados a ellos. El equipo recomienda una revisión de los límites de detección del programa actual de monitorización.

Te puede interesar

Escribe un comentario