China prohíbe la importación de marfil tallado durante un año

Marfil

El comercio del marfil en China ha tomado proporciones fuera de control, alertó recientemente un informe redactado por varias ONG medioambientales. Criticadas por su mala gestión sobre este tema, las autoridades chinas han cedido finalmente a la presión internacional. Pekín anunció el jueves 26 de febrero una prohibición de importación de marfil tallado durante un año.

Pekín ha firmado la Convención sobre protección de especies en peligro, que prohíbe casi todas las formas de negocio internacional incluyendo los colmillos de elefante, salvo las subastas excepcionales sobre los stocks africanos. Pero China sigue siendo el principal consumidor mundial de marfil de contrabando, y las ventas de marfil tallado son legales en el país.

La escultura sobre marfil es en efecto un antiguo arte en China, y estos objetos finamente trabajados son comprados por coleccionistas que ven en ellos una inversión de valor.

La demanda creciente del mercado chino en este campo favorece la masacre de decenas de miles de elefantes africanos al año. La prohibición es un paso importante en la dirección correcta y da testimonio de una toma de conciencia creciente en China sobre el papel que el país juega en la demanda de marfil.

Te puede interesar

Escribe un comentario