China lanza una presa controvertida en el Tíbet

Presa

En las fronteras del Tíbet, China está construyendo una presa muy controvertida, en el río Yarlung, conocida del lado indio Brahmaputra. La primera turbina de la presa Zhangmu, se puso en marcha el pasado 23 de noviembre. Las otras cinco secciones de esta obra de 9600 millones de yuanes (1,26 millones de euros) producirán electricidad a partir del próximo año.

A más de 3.300 metros sobre el nivel del mar, la más potente presa de la región autónoma del Tíbet tendrá una capacidad de 510 megavatios, según la prensa oficial. En enero de 2013, el Gobierno dio el visto bueno para la construcción de tres presas más adicionales en ese mismo río que atraviesa la meseta tibetana de oeste a este, antes de convertirse en un bucle que forma uno de los cañones más grandes del planeta. Luego sigue su descenso a Arunachal Pradesh, un estado en el noreste de la India, del cual una parte es reclamada por China.

La prioridad de Beijing, cada vez con mayores necesidades de energía, es reducir la parte de carbón en su plan energético, frente a la contaminación del aire que se ha convertido en fuente de descontento popular. El Plan de energía que va de 2011 hasta finales de 2015, prevé acelerar el desarrollo de presas hidroeléctricas en el río Yarlung, pero también en el Salween y el Mekong.

Te puede interesar

Escribe un comentario